F1 Belgian Grand Prix 1998

El Gran Premio de Bélgica en 1998 se corrió el 30 de Agosto de 1998 en el Circuit de Spa-Francorchamps, era la treceava carrera de la temporada.

Toda la carrera se corrió bajo clima torrencial. En la primera vuelta, David Coulthard perdió el control de su McLaren, causando un choque en cadena que involucró trece pilotos, lo que obligó a detener la carrera. Después de más de una hora, se largó por segunda vez, aunque sin cuatro de los autos involucrados en el accidente (Rubens Barrichello - Stewart-Ford, Olivier Panis - Prost-Peugeot, Mika Salo - Arrows, y Ricardo Rosset - Tyrrell-Ford). En el re-inicio, el poleman y líder del Campeonato, Mika Hakkinen, hizo un trompo en su McLaren en la primer curva y fue chocado por el Sauber de Johnny Herbert, forzando a ambos a retirarse de competencia. Hill tomó la punta, pero fue sobrepasado por Michael Schumacher en la vuelta ocho. Schumacher lideró desde entonces, para la vuelta 24 tenía más de 30 segundos de ventaja sobre Hill cuando se acercó a David Coulthard para cerrarle una vuelta. El equipo McLaren giró instrucciones a Coulthard de dejar pasar a Schumacher, Coulthard disminuyó la velocidad pero conservó la línea de carrera; con una visibilidad casi nula, Schumacher no logró ver el auto de Coulthard, golpeándolo en la parte trasera y perdiendo la rueda delantera derecha en el impacto. Coulthard inicialmente se retiró por los daños en su auto, sin embargo el equipo logró hacer reparaciones y regresó a competencia, logrando terminar séptimo, aunque fuera de los puntos (en esa época punteaban solo los seis primeros).

Por el accidente de Schumacher y Coulthard, Hill heredó la punta, con su coequipero detrás de el. Cerca del final de la carrera, en menor de los Schumacher estaba girando más rápido que Hill, por lo que el equipo le informó a este de la situación y que le dejara pasar si le alcanzaba. Hill sin embargo, dejo claro que no cedería lugar alguno, diciéndole a Eddie Jordan, dueño del equipo, que tendrían que pelear por el primer lugar. Jordan viendo el riesgo de terminar con nada, ordenó a sus pilotos mantener sus posiciones. Hill ganó la carrera, en la que sería la primer victoria para Jordan Grand Prix después de 126 inicios, y la última para Damon Hill, llegando a un total de 22 victorias en la F1.